Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

¿Qué es el arbitraje?

El arbitraje es un mecanismo alternativo de resolución de disputas que se utiliza en lugar de los procedimientos judiciales tradicionales. Mediante el arbitraje, las partes involucradas en un conflicto acuerdan someter sus diferencias a uno o más árbitros imparciales, quienes tienen la autoridad para tomar una decisión vinculante sobre la materia en disputa. Este método se destaca por su flexibilidad, confidencialidad y capacidad de adaptación a las necesidades específicas de las partes, lo que lo convierte en una opción atractiva para resolver conflictos comerciales y otros tipos de disputas.

En Perú, el arbitraje está regulado por el Decreto Legislativo N° 1071, que establece el marco legal y los procedimientos aplicables para llevar a cabo un arbitraje en el país. Este decreto promueve el uso del arbitraje como una herramienta eficiente y eficaz para la resolución de controversias, alineándose con las mejores prácticas internacionales.

Carlos Alberto Soto Coaguilla, abogado, árbitro y catedrático de Derecho Civil y Arbitraje, en su libro “El arbitraje en el Perú y en el mundo”, destaca las numerosas ventajas que ofrece el arbitraje: “Son muchas las ventajas que el arbitraje nos ofrece. Además de la solución rápida y eficiente de la controversia, este mecanismo se caracteriza por la confidencialidad de los hechos, por la especialización e idoneidad de los árbitros designados para resolver el conflicto, por la relación flexible entre las partes y los árbitros y, sobre todo, por la ausencia de rigorismos y formalismos (excesos rituales, entre otros) propios de los procesos judiciales.”

El Centro de Arbitraje Latinoamericano e Investigaciones Jurídicas (CEAR Latinoamericano) es una institución dedicada a la organización de medios de solución de controversias. Entre los mecanismos de arbitraje que promueve y organiza se destacan:

  • Arbitraje en Contratación Pública: Resolución de disputas relacionadas con contratos públicos, ofreciendo un proceso especializado y adaptado a las particularidades de la contratación estatal.
  • Arbitraje en General: Aborda una amplia gama de disputas comerciales y civiles, proporcionando un método eficaz y especializado para la resolución de conflictos.
  • Arbitraje de Emergencia: Cuando exista un peligro inminente o exista un perjuicio irreparable, la parte afectada puede presentar una solicitud cautelar sin necesidad de que exista un tribunal arbitral. El Centro de Arbitraje nombra un árbitro de emergencia quien, a través de un procedimiento expeditivo, decidirá sobre la procedencia o no de la petición cautelar.

Bibliografía:

Soto Coaguila, C. A. (2008). El arbitraje en el Perú y el mundo. Ediciones Magna.

Decreto Legislativo N° 1071. Decreto Legislativo que norma el arbitraje, 1 de setiembre de 2008.

Leave a comment

ESCRÍBENOS AHORA