Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

¿Qué es el arbitraje ad hoc y el arbitraje institucional?

El arbitraje es un mecanismo de resolución de disputas que ha ganado aceptación por su flexibilidad, rapidez y confidencialidad. Dentro de este ámbito, se distinguen dos modalidades principales: el arbitraje ad hoc y el arbitraje institucional. El Decreto Legislativo 1071, que norma el arbitraje en Perú, aborda estas modalidades en su artículo 7, proporcionando un marco claro para su comprensión y aplicación.

Arbitraje Ad Hoc

El arbitraje ad hoc se caracteriza por la autonomía que tienen las partes para definir todas las reglas del proceso arbitral. Las partes no se someten a una institución arbitral, sino que ellas mismas acuerdan los procedimientos y nombran a los árbitros, quienes deben ser expertos en la materia objeto de la controversia​​. Este tipo de arbitraje es considerado más flexible y puede ser más económico, ya que no hay gastos administrativos asociados a una institución arbitral. Además, ofrece mayor confidencialidad y rapidez si las partes y los árbitros actúan con buena fe y cooperación​​.

Ventajas del arbitraje ad hoc

  • Libertad en la fijación de reglas: Las partes pueden diseñar un procedimiento justo y adaptado a sus necesidades, sin plazos estrictos ni etapas preclusivas​​.
  • Costos menores: No hay costos administrativos elevados, lo que puede hacerlo más accesible económicamente​​.
  • Confidencialidad y expedición: Si las partes y árbitros colaboran, el proceso puede ser más rápido y confidencial​​.

Arbitraje institucional

Por otro lado, el arbitraje institucional se lleva a cabo bajo la organización de una institución arbitral que tiene sus propias normas y reglamentos. Estas instituciones proporcionan una estructura y una lista de árbitros previamente seleccionados y aprobados según criterios de especialidad y experiencia​​.

Ventajas de arbitraje institucional

  • Reglamentos preestablecidos: Las partes conocen de antemano las reglas del proceso arbitral, lo que brinda seguridad jurídica y predictibilidad​​.
  • Infraestructura y logística adecuada: Las instituciones arbitrales cuentan con la infraestructura y recursos humanos necesarios para gestionar el proceso de manera eficiente​​.

Transparencia y ética: Las instituciones suelen tener códigos de ética y procedimientos para asegurar la transparencia y conducta adecuada de los árbitros.

Leave a comment

ESCRÍBENOS AHORA