Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

¿Por qué son importantes las medidas cautelares en el arbitraje?

Las medidas cautelares garantizan una verdadera tutela de los derechos de las partes en un proceso arbitral. Por ello, la normativa prevé esta figura para asegurar la ejecución efectiva de un laudo arbitral. Cuando sea necesario y posible adoptar medidas cautelares, es crucial determinar si la competencia para acordarlas recae en el árbitro o tribunal arbitral que conoce el asunto, o en un juez.

Existen dos razones fundamentales para permitir medidas cautelares en el arbitraje:

  1. La persona que acude al arbitraje para obtener tutela de sus derechos tiene el mismo derecho que aquella que acude a un procedimiento judicial para obtener esa misma tutela.
  2. Si no fuera posible adoptar medidas cautelares en apoyo del procedimiento arbitral, el arbitraje perdería su eficacia y se convertiría en un instrumento impracticable.

Las medidas cautelares tienen características específicas: son accesorias, variables, provisionales y jurisdiccionales. Actualmente, todos los reglamentos de los centros de arbitraje permiten que las partes soliciten medidas provisionales o cautelares ante la justicia ordinaria y también autorizan a los árbitros para que emitan dichas medidas.

Además, para garantizar la tutela cautelar de las partes que se someten a arbitraje, han surgido nuevas figuras como el arbitraje de emergencia. Las características y lineamientos de este tipo de arbitraje dependen de la normativa que lo acoge. En el arbitraje de emergencia, las partes pueden recurrir a la figura del árbitro de emergencia, quien emitirá una orden después de analizar la concurrencia de los requisitos exigidos, o en su ausencia, desestimará las medidas solicitadas.

El arbitraje de emergencia tiene características particulares que detallaremos más a fondo en otro artículo del blog de CEAR. Algunas de estas características incluyen la designación del árbitro de emergencia, su imparcialidad e independencia, el ámbito de competencia, la celeridad, el respeto por los estándares mínimos de motivación y análisis al momento de conceder la medida cautelar, y la fuerza vinculante de sus decisiones.

En conclusión, las medidas cautelares son esenciales en el arbitraje porque aseguran que las decisiones arbitrales puedan ejecutarse eficazmente, protegen los derechos de las partes de manera similar a un proceso judicial, y mantienen la confianza en el arbitraje como un mecanismo viable y práctico para la resolución de disputas.

Finalmente, queremos informarles que el Centro de Arbitraje Latinoamericano e Investigaciones Jurídicas – CEAR LATINOAMERICANO – ofrece la administración de procesos arbitrales transparentes, con altos estándares de calidad y seguridad en el servicio, tanto en materia de contratación pública como entre privados. Si tiene alguna consulta, no dude en contactarnos. En CEAR LATINOAMERICANO, lo atenderemos en tiempo real y de manera inmediata.

Fuente:

Casaverde, F. (2020). Medidas cautelares en el arbitraje.

Ezcurra, H. & Olórtegui, J. (2013). Y ahora ¿quién podrá defendernos?, el árbitro de emergencia, pp.202.

Leave a comment

ESCRÍBENOS AHORA